Perforación con martillo de fondo

Funcionamiento de un martillo de fondo

Martillo de fondo para perforar roca dura

La perforación con martillo en el fondo del pozo es un método de perforación sin extracción del núcleo, que se utiliza sobre todo para la perforación de pozos en roca dura. En este caso, el medio de lavado es aire comprimido. El aire comprimido es generado por un compresor, cuya potencia tiene que ser muy alta a medida que aumenta la profundidad y el diámetro. El aire se transporta a través de las barras de perforación al martillo. La roca se rompe con un alto ritmo de impacto (600-700 impactos por minuto) y los recortes de roca se transportan a la superficie en el anillo por la suspensión agua – burbujas de aire ascendentes.

Se necesita compresores de aire potentes

Un pequeño compresor es suficiente para una sonda geotérmica, ya que este máx. perforado a 150 m de profundidad con un diámetro de aproximadamente 150-200 mm. El mayor diámetro de martillo de fondo de pozo tiene un diámetro de 800 mm, pero esto solo se utiliza para perforar pozos de aguas profundos y de mayores diámetros. Para grandes diámetros se necesita al menos 3 compresores grandes, que pueden generar un total de alrededor de 80 bar de presión de aire.

La perforación con martillo de fondo avanza rápido

No solamente los martillos de fondo son herramientas especiales y costosos, generalmente importados en Argentina, sino los compresores de aire comprimido grandes valen fortunas. La gran ventaja es la rapidez con cual perforaciones en rocas duras pueden ser ejecutados comparadas con perforaciones con trépanos de rodillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.